Marcas parásitas

Jodeos  ¿Hay alguna que no lo sea?. Sería lo primero en que pensar, y aunque la duda no me asalta, no me cabe duda de que quieren asaltarnos y robarnos la cartera de la forma mas vil. Por si alguien no sabe por donde van los tiros, me refiero a los grandes fabricantes de cámaras, y como a mí solo me interesa el mundo reflex o más profesional, no puedo dejar de despotricar de los últimos lanzamientos-robo de Canon y Nikon.

  Canon ha lanzado un 24-70, f:4 estabilizado de la serie L poco después de haber presentado el modelo tope en esa gama de focales, el 24-70, f:2,8 SIN ESTABILIZAR!!!!, pero bueno, pregunto yo, y ¿por que no estabilizaron el anterior?, ¿el 2,8??!!!!. Solo veo una posible respuesta a esa LÓGICA pregunta, dinero, un seguir ofreciendo miles de variantes y cuasi perfectas lentes, (ja!), para ir poco a poco sangrando la cartera de los consumidores de imágenes, ávidos de nuevos productos, en un mercado en el que se actualizan los modelos de cámaras casi mas rápido que las actualizaciones de apple. El resultado es una oferta de productos electrónicos con errores inexcusables, como los reincidentes, nunca mejor dicho, affaires con las distintas versiones de Canon EOS 1, que manda huevos que hayan sacado tres versiones seguidas con nuevos problemas de enfoque, se superan, lentes con blur en extremos similares a los pisapapeles del kit de cámara, llamémoslos pisapapeles “L”, hablo del 24-105, luces parásitas en la nueva EOS 5 MarkIII, 16-35 serie I sin contraste, y así, hasta el infinito forever. Si lo que leen les parece de lo mas normal, ya sabes, complejidad de cámaras, mas electrónica que nunca, que la abuela fuma, etc, etc hasta el infinito forever again, será que no han pasado por el camino “vintage” del analógico, donde las cámaras no presentaban tantos fallos.

  No me llames nikófilo!, hereje!, porque para estos también hay goma, desde que pusieron el sensor de Sony en sus cuerpos empezaron a levantar cabeza, sumado a una lógica en el desarrollo de los mismos. Han aprendido de sus errores y técnicamente han superado a Canon sin duda, otra cosa es el mercado, que en eso ya manda el dinero, y ya sabemos que muchas veces el dinero no llega a quien debe de la forma más lógica, y más en España. La cuestión es que después del batacazo inicial cuando se introdujo en el mercado digital, ha demostrado que vuelve a hacer bueno el dicho de que “de casta le viene al galgo”, pero ya vemos que los galgos japoneses hacen bueno también ese dicho de que cuando “las barbas de tu vecino veas mojar”, pues baja a la tienda a comprar champú, son japoneses y creo que no lo conocen, así que han copiado los errores actuales de Canon, la lenta técnica de destilación de carteras, bajo la modalidad de presentación de productos defectuosos, mala calidad, fallos en la calidad de producto, falta de sentido común en alguna de sus gamas “maquillado” con precios abusivos. Ejemplos, uf, no hablemos de la patata de 70-200 2,8 VR serie 1, viñeteos al poder, para qué quieres un modelo top de nikon si tienes la botella de vino vacía, que la pones delante de la montura y tiene más contraste?, el primer VR de Nikon en tele, el 80-400, si el VR irá muy bien, pero, fabricáis los cristales en la ONCE?, ahora se sacan un 70-200 f:4 VR a unos “considerados” 1.400 euros, venga!, dame una docena!, oye, que son f:4, y si quieres al anillo de trípode larga 250 euros más, euros reales, no de Monopoly, pero eso no viene con las lentes?, no, ahora ya no.

Miroslav Tichý en wikipediaMiroslav Tichý con una de sus camaras-basura

  Uf!!!, es un sigue hasta el infinito forever plus ultra, al final van a salir mas baratas las Leica, que al menos la lente de hace 30 años vale para APSC, full frame, cuatro tercios, tres cuartos, y me llevo dos. A todo esto, quería solo mostrar un poco por encima la situación del panorama del hardware fotográfico, en el que las grandes marcas escupen, y nunca mejor dicho, nuevos modelos cada pocos meses, sin aportar nada, ni satisfacer más mercado que el del aficionado consumista de i-fastgadgets. Que no me parece mal, pero, ¿que les cuesta agradar un poco a su sector más profesional?, al que realmente perjudicas, no en el fin de semana en la Sierra, sino en su trabajo. Que quede como un nuevo aviso para navegantes sin tapones en los oídos para no oír los seductores cantos de sirena, (putas sirenas!), que solo quieren ver el color de tu tarjeta de crédito, y que la lógica reine en la adquisición de nuevos productos o complementos para el equipo fotográfico. ¿Realmente necesitas ese 13,876mm f:ln0.3232, (ln: logaritmo neperiano, para los de letras o víctimas del sistema político-educativo español), descentrable serie J estabilizado con saco de lentejas importadas de una aldea en Birmania?. No te engañes y reflexiona, que además, con la crisis general, y la crisis eterna en el mercado laboral fotográfico tienes un millón de excusas REALES para no dejar fluir tu dinero a las manos de los grandes mafio-fabricantes de cámaras.

Escuchando “Black” de Live in Benaroya Hall por Pearl Jam.